Tratamientos Para El Cabello Graso

El cabello siendo el accesorio natural más preciado de las mujeres, también está expuesto a muchos daños internos y externos que te obligan a mantener un cuidado frecuente y constante para hacer prevalecer la salud y belleza de tú cabellera.

Resultado de imagen para tips cabello graso

Por otro lado, existen casos en los que el cabello naturalmente viene con algunos detalles como, el pelo quebradizo, reseco, casposo o graso que hacen de los cuidados y tratamientos mucho más importantes y constantes.

Puede el cabello ser naturalmente graso

El cabello grasoso se origina en la excesiva producción de grasa capilar en el cuero cabelludo. En la mayoría de los casos, combatir este mal es muy difícil sobre todo si tú cabello es tipo liso y muy fino, ya que suele lucir muy sucio y también incrementa el lavado lo que crea una gran disyuntiva entre los expertos en estilismo que aseguran que lavar el cabello a diario es sumamente dañino.

Imagen relacionada

La glándula sebácea que se encuentran en la raíz del cabello también juegan un papel fundamental en cuanto a brillo e hidratación siempre y cuando no se produzca en exceso, ya que se encarga de proteger la sequedad y la rotura de la cabellera.

Aunque padecer de este mal capilar es en realidad un proceso natural, la apariencia desagradable, sucio, desteñido puede llevarte a un punto desesperado de tomar salidas erradas o tratamientos inadecuados que en vez de disipar este daño pueden incrementarlo y el resultado podría ser contraproducente.

Imagen relacionada

El cabello grasoso puede derivar a otros daños mortales en el cabello, como por ejemplo la caída o la aparición de caspa, esto se debe a que el exceso de grasa puede ahorrar la raíz y el cabello no se nutre.

Cabe destacar que esto se puede ocasionar por diferentes factores ya sean, hereditarios, malos cuidados, mala alimentación, cambios climáticos, falta de vitaminas etc.

Productos o rutina de tratamientos para combatirlo

Para combatir los distintos daños que sufre el cabello, tanto los productos como la rutina de cuidados y tratamientos hacen mucha la diferencia en cuanto qué tanto se va a reestructurar la salud de tú cabellera. La rutina de cuidado es definitivamente lo principal, desde el lavado hasta como lo peinas y lo tratas antes de irte a dormir.

Imagen relacionada

Después del lavado muchas mujeres tienen la costumbre de enrollar el pelo en una toalla hasta que la humedad desaparezca o frotar con una toalla para retirar esa misma humedad; Esa rutina es muy dañina porque en el caso del pelo graso, puede influir en quebrar el cabello e incrementar la caída.

Lavar el cabello a diario es una disyuntiva abismal que enfrenta a profesionales del estilismo porque existe la teoría de que el agua puede retirar la grasa que es la misma que mantiene el brillo y la hidratación en tú cabellera. Pero cuando naturalmente sufres de grasa en el pelo, lo primero que quieres es retirar esa apariencia  de suciedad que es tan desagradable y la manera más factible de hacerlo es la vándalo.

Imagen relacionada

Tratamientos adecuados para combatir la producción excesiva de grasa en su mayoría, son recetas naturales como algas, plantas tales como la ortiga, camomila, el romero, son muy beneficiosas para el cuero cabelludo porque regulan la grasa que nace en exceso.

En cuanto a productos químicos, muchos están compuestos por proteínas, aceites o silicones pueden resultar sumamente contraproducentes a la salud del cuero cabelludo, porque en vez de combatir el exceso de grasa, te ayuda a incrementarlo.

El champú y el acondicionador son los mejores aliados para cualquier cabello y lo ideal, es que siempre vayan juntos e inseparables. En el caso del pelo graso, usar champús traslucidos es la mejor opción ya que productos cremosos no dan un resultado tan bueno.

Imagen relacionada

El acondicionador por su parte, por ser cremoso y por tener la principal función de suavizar el cabello y a impulsar la suavidad e hidratación puede de hecho aumentar más la grasa que tratas de erradicar.

Un tip muy importante y que forma parte de la rutina de tratado, es lavar el cabello siempre en las mañanas, ya que las glándulas sebáceas se concentran en el cuero cabelludo durante la noche. Preferiblemente con agua tibia, porque el agua caliente asienta las glándulas de grasa en el pelo.

Algunos peinados pueden ayudar a crecer la grasa

Algunos tipos de moños, clinejas, colas de caballo demasiado tensas, pueden ayudar a la grasa a mantenerse en su lugar y de esta manera, complicar mucho más el proceso de sanación capilar.

Imagen relacionada

De igual manera el uso de secadores, planchas y tenazas también pueden ser dañinos. La manera correcta de usar estos aparatos que ayudan a llevar un liso más sólido, es aplicando productos protectores de calor y silicón para sellar esto y esa misma acción puede no ser tan buena en cuanto a iniciar un proceso de erradicar el exceso de grasa en el pelo. Peinar el cabello con cepillos gruesos también da un efecto contrario al que buscamos cuando de eliminar la grasa se trata, porque esparce la grasa más debajo de la raíz y cuero cabelludo.

Imagen relacionada

Es más recomendable hacerlo con un peine de abajo hacia arriba, para desenredar con más facilidad sin abrir las puntas y quebrar el pelo y no se relaciona con la grasa del cuero cabelludo.

El estrés también puede ser un factor muy influyente aunque suene poco realista, ya que las hormonas se desnivelan y uno de sus consecuencias, es la grasa en el pelo.

Te Recomendamos mirar los siguientes artículos:



Deja un Comentario

Leer más
Trucos para Hacer Crecer el Cabello

Por lo general las personas se protegen la piel de los rayos solares, pero el cabello también requiere los mismos...

Cerrar